Commercial

La importación y la exportación

Estos dos conceptos son comunes en el ámbito de los negocios internacionales. Es importante entenderlos y diferenciarlos para tener mayor claridad a la hora de realizar este tipo de transacciones.

Por un lado, la «exportación» es una operación en la que un individuo o empresa vende su mercancía o productos en un país extranjero. Por otro lado, la «importación» se da cuando un individuo o empresa extranjera venden sus mercancías o productos en nuestro país. Ambas acciones conllevan ciertas obligaciones relacionadas con la expedición de licencias, pago de aranceles, normas de origen, entre otras.

A la hora de realizar una exportación o una importación de bienes o servicios, hay que tener en cuenta la oferta y la demanda ya que el éxito de la venta del producto residirá en la escasez, costo o baja calidad del mismo en el país de destino. Un bien se suele exportar cuando se conoce que en el mercado de un país extranjero dicho bien es costoso, escaso o de mala calidad, de esta manera las probabilidades vender el producto serán altas pues se sabe que la competencia no será un impedimento.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que existen normas relativas al derecho de la competencia, es decir, no todas las prácticas son válidas a la hora de entrar a ofrecer bienes o servicios en un determinado mercado. Existen limitaciones respecto a los precios, el dumping, derechos de los consumidores, entre otros. Sin embargo, ese será tema de otra publicación.